El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Una como en Brasil

El macrismo plantea para fines de este año la exigencia de la flexibilización laboral, en clave con la que ya avanzó el gobierno de Michel Temer en Brasil.

Una como en Brasil

La flexibilización del trabajo, cuyas consecuencias sociales aún no detonan en Brasil, es el próximo tema en agenda que tiene el gobierno de Mauricio Macri. 

En Casa Rosada, estiman que sea cual sea el resultado electoral, a fin de año debe comenzar a debatirse una nueva ley laboral que beneficiará a empresarios y achicará aún más el comprimido mercado interno.

“Una victoria acotada o una derrota de Cambiemos en las urnas, en cambio, ofrecerá a la oposición un oxígeno clave para contrarrestar la embestida pro-reforma y reducir los cambios a simples retoques de maquillaje”, publicó este lunes el diario El Cronista.



La mesa chica del macrismo comenzó a preparar desde el discurso el terreno para su ofensiva flexibilizadora, en la cual reafirma el concepto de Mauricio Macri que “lo normal, es que el trabajador acepte cobrar menos” por el mismo ritmo de trabajo, como viene insistiendo desde 1999 (ver su intervención en el programa televisivo “Fuego Cruzado”).

A esto se suma la “denuncia” presidencial contra la mafia de los juicios laborales, las intervenciones en diferendos por despidos por parte de los sindicatos, la retórica en pos de modernizar los convenios colectivos en nombre de una mayor competitividad y productividad, y el embate directo contra las protestas callejeras de organizaciones sociales o conflictos laborales como el desalojo de la planta de Pepsico, se inscriben en esa línea.

"Estos vienen en serio contra nosotros y contra los convenios colectivos", abren el paraguas dentro de la propia central de calle Azopardo.

Incluso, existe un borrador circulando por los despachos del Ministerio de Trabajo, que conduce Jorge Triaca, a la necesidad de avanzar con un amplio blanqueo laboral (todavía se debate, donde se detalla una consulta a la CGT, sobre la conveniencia que sea a costo cero para los empleadores o mediante un esquema de moratoria en el pago de deudas previsionales).


COMENTARIOS

Más en SOCIEDAD